Posteado por: xkyo | diciembre 17, 2008

Él dijo – Te puedo tomar una mejor foto.
El otro respondió – ¿estás seguro? Cuando uno conoce todos los ángulos de otra persona, la cercanía engaña al arte.
Él dijo – tengo las ganas de arriesgarme. Quítate la ropa que te quiero iluminar con la luz fría lo que solo yo veo.
Y el otro que respondía se quedó callado. Frente a las cajas de luz dejó caer sus prendas y la cámara lanzó por primera vez el Flash.
Ni Él, ni el otro dijeron nada hasta que la luz estática comenzó a descender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: